Comer Frituras en la lactancia

¿Cómo Comer Frituras sin Perjudicar la Salud?

La técnica para preparar o comer frituras trata de colocar alimentos (verduras, pescado, pollo, etc.) en un sartén con aceite a determinada temperatura (aproximadamente 200°) para que así puedan dorarse uniforme y rápidamente.

Las comidas que son producto de la combinación de alimentos con aceite y un sartén son muchas, más de lo que te puedes imaginar.

Las frituras son los alimentos que son cocinados fritos por ejemplo un pescado frito, unos churros o unos buñuelos.

Aunque la manera típica es poner el aceite en un sartén sobre el fuego, también hay sartenes especiales elaborados con teflón en los que puedes preparar o comer frituras sin necesidad de utilizar mucho aceite.

Inclusive hasta hay freidoras eléctricas, aunque en estas debes sumergir por completo el alimento en aceite.

Cabe destacar que no se deben combinar los diferentes tipos de aceites ya que cada uno cuenta con una resistencia distinta a las temperaturas elevadas.

Las frituras son conocidas por la mayoría de las personas, y muy amadas de por sí, especialmente por los niños pequeños; y es que no cabe duda que los huevos fritos, las milanesas, las papas fritas, las tortillas; son todos estos alimentos exquisitos.

Sin embargo, estos alimentos no suelen recomendarse para ser consumidos con regularidad, tampoco se recomienda comer frituras a las personas que quieren bajar de peso ya que la cantidad de calorías que estos alimentos aportan es bastante alta.

Comer Frituras en el embarazo

De igual modo, no son recomendables para los adultos mayores ni para quienes sufren de problemas hepáticos ya que en estos casos lo mejor no comer frituras sino alimentos que sean cocinados al horno.

Los cambios en los alimentos al freírse

 

Cuando se fríen los alimentos, estos presentan algunos cambios en su composición y en sus propiedades nutricionales. La ingesta de comer frituras es algo que ha hecho desde siglos atrás, sobre todo en los países del mediterráneo, hasta el día de hoy que las frituras son bastantes populares y forman parte del día a día de muchas personas de todo el mundo.

En cuanto a los aceites que existen y de los más ingeridos, el más recomendable de todos es sin lugar a dudas el aceite de oliva. No obstante, suele ser un poco costoso y por ende muchas personas se ven limitadas a la hora de comprarlo, y se dificulta aún más utilizarlo para freír ya que se necesita mucha cantidad de este.

El principal cambio se da en el aceite, ya que cuando la temperatura se incrementa conlleva a que se altere la composición química del aceite; por esto es que el mismo se degrada rápidamente. Esto trae consigo algunos efectos, entre los cuales se encuentran:

Comer Frituras de noche

  • La oxidación: Es consecuencia de la acción del oxígeno en los ácidos grasos; por consiguiente da lugar a la formación de compuestos inestables, como por ejemplo el peróxido y radicales libres.

 

  • La hidrólisis: Sucede cuando hay agua y calor, se trata de un rompimiento de los enlaces de los triglicéridos. Los mismos proceden a descomponerse y se convierten en monoglicéridos y diglicéridos y aparecen ácidos grasos libres. Esto ocurre con mayor frecuencia en el aceite de coco y de palma.

 

  • La termooxidación: Se basa en la oxidación que ocurre por las elevadas temperaturas cuando se cocina. Como el aceite se oxida, los alimentos que se fríen en ese aceite terminan teniendo un sabor y olor que no son los deseados.

 

  • En cuanto a los cambios en los alimentos cuando se fríen, pueden variar dependiendo del alimento del que se trate y de la calidad del aceite que se utilice para freír. Igualmente, va a influir el tiempo y la temperatura en la que se cocine.

 

  • Cuando un alimento es freído correctamente, la fritura mejora la textura y la apariencia del alimento ya que el mismo hasta adquiere un color tostado. Respecto a las alteraciones de manera general, los alimentos al ser freídos no sufren cambios tan considerables a nivel nutricional, cosa que sí sucede en la cocción y en el estofado. No obstante, el hecho de cocinar con aceite a los alimentos significa que estos aportarán un mayor número de calorías.

Asimismo, los alimentos fritos pierden las vitaminas como consecuencia de la alta temperatura del aceite, se deshidratan porque se evapora el agua que contiene, se impregna de aceite y por ende se incrementa su contenido calórico, adquieren una corteza crujiente que es bastante grata tanto en textura como en sabor.

Comer frituras sanamente

 

Las frituras a pesar de ser alimentos con un gran sabor, no son para nada recomendables para la salud; sin embargo los expertos aseguran que si se hace uso de los aceites correctos, es posible que las frituras sean más saludables.

Comer Frituras en la lactancia

Por esto hay que tener en cuenta que existen distintos tipos de aceite, y entre los más utilizados se encuentran el aceite de maíz, el de oliva y el de girasol.

Pero en definitiva, para que el comer frituras no afecte significativamente la salud, se deben seguir los siguientes consejos:

  • El tiempo de cocción: No solo se trata de freír, sino de que el alimento se cocine, por ende lo importante es se eleve la temperatura del agua que contiene el mismo alimento para que el mismo se cueza rápido por la elevada temperatura del aceite.

 

  • El tipo de aceite: El aceite más recomendado para freír alimentos es el aceite de oliva, luego el aceite de maíz y por último el aceite de girasol. Cabe destacar que luego de que se utiliza cierta cantidad de aceite para freír, no debe ser reutilizada luego porque el mismo está quemado y contiene restos y toxinas de otros alimentos. Por esto lo mejor es que se consuman frituras en casa, porque tú puedes estar pendiente del aceite que usas, en cambio comiendo frituras en la calle es posible que consumas frituras cuyo aceite fue reutilizado.

 

  • La temperatura: Esto va a depender del alimento que se va a freír, aunque en la mayoría de los casos se debe calentar el aceite a una temperatura de 180° a 200 °, y cuando se vayan a colocar los alimentos se debe disminuir a aproximadamente 170°. El aceite nunca debe echar humo, ya que esto es señal de que la temperatura está demasiado alta y por ende el aceite se quema, y allí es cuando se generan sustancias que son tóxicas.

 

 

Esta Otra Extraordinaria Publicación “Los 3 Postres Saludables más Ricos que Debes Probar” Te Puede interesar Entra y compruébalo!!!

 

 

Deseo que te haya gustado la publicación de este artículo enfatizando “¿Cómo Comer Frituras sin Perjudicar la Salud?”. Tú puedes compartir tus opiniones y experiencias conmigo en la sección de comentarios.

1 comentario en “¿Cómo Comer Frituras sin Perjudicar la Salud?”

  1. Pingback: 7 Alimentos Ricos en Vitamina E Imprescindibles en tu Dieta - MegaChicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *