No Dañar tus Articulaciones con ejercicio

No Dañar tus Articulaciones: 4 Consejos para Evitarlo mientras te Ejercitas

Las articulaciones son una de las partes del cuerpo que más riesgo tienen de sufrir algún daño cuando se está ejercitando la persona o realizando algún deporte, en su mayoría cuando son actividades de alto impacto; por este motivo son muchas las personas que se desempeñan en el área del deporte, que le tienen un poco de temor a llegarse a lesionar una articulación ya que la posibilidad de que se convierta de que se vuelva una lesión crónica es muy alta.

Especialmente cuando se trata de las rodillas, sin embargo las otras zonas del cuerpo tales como los tobillos, codos, hombros, muñecas y cadera también son de mucho cuidado.

Por esta razón es muy importante que a la hora de realizar alguna actividad física, se tenga cierta precaución para prevenir las lesiones. Sin embargo, puede que no sea una tarea tan fácil, debido a que la persona tiene que ser constante y dedicarse para que así ninguna articulación del cuerpo sufra ningún daño ya que existe el riesgo de que lleguen a ser irreversibles.

 

Ejercicios de alto impacto en las articulaciones

Cabe destacar, como se mencionó anteriormente que gran porcentaje de lesiones son generadas mediante la realización de ejercicio de alto impacto los cuales pueden definirse como aquel tipo de ejercicio en el cual los pie son separados del piso, aplicando todo el peso del cuerpo en sí mismo al momento de regresar el contacto de los pies con el piso, lo que significa mayor probabilidad de lesión para las articulaciones.

  No Dañar tus Articulaciones con actividad fisica

La razón de que los ejercicios de alto impacto resulten tan peligrosos para éstas partes del cuerpo se debe a que cuando los pies caen nuevamente al suelo, ocurre un efecto del tipo rebote en el que el peso del cuerpo aumenta el triple.

Entre los ejercicios de alto impacto se pueden encontrar trotar, correr, saltar la cuerda, kickboxing, boxeo, artes marciales entre otros.

La importancia de la hidratación y alimentación para las articulaciones

Para el fortalecimiento de las articulaciones es fundamental que te hidrates de forma previa, durante y posteriormente a la actividad física, además la reposición de las sales minerales a través del consumo de frutas también es muy útil para la prevención de calambres y lesiones.

Asimismo, cuando se trata de cuidar las articulaciones y además fortificarlas, se debe implementar una dieta que sea a la vez tanto reconstructiva como depurativa.

  • Dieta reconstructiva: El propósito de este tipo de dieta es la obtención de enzimas esenciales que son cruciales para la reconstrucción de los cartílagos ya que así conlleva a que se regeneren las células de las articulaciones, y de igual forma con esta dieta se pueden obtener nutrientes que aportan minerales y vitaminas al organismo. Todo esto es facilitar el fortalecimiento de las articulaciones.
  • Dieta depurativa De manera generalizada esta dieta se basa en la eliminación de toxinas capaces de degradar las células, lo cual produce debilitación en las articulaciones y huesos hasta el punto de llegar a degenerarlos. Con el tiempo todos estos factores ocasionan daños al cuerpo, haciendo que los huesos y articulaciones envejezcan prematuramente.

No Dañar tus Articulaciones del cuerpo

Ejercicios perjudiciales para las articulaciones

  • Sentadilla libre: Este ejercicio puede resultar muy perjudicial siempre y cuando no sea realizado de la manera correcta ya que si los movimientos se ejecutan de una forma en la que haya una aceleración del peso respecto al movimiento, tanto la gravedad como la aceleración pueden ser peligrosos para las rodillas.

 

  • Impacto elevado: Se debe procurar hacer la menor cantidad posible de ejercicios que conlleven un impacto elevado sobre las articulaciones, específicamente las rodillas. Estos ejercicios son caminar sobre una cinta caminadora mientras que al mismo tiempo se aplica una carga de fuerza en las rodillas, subir las escaleras corriendo, etc.
  • Bíceps: Lo riesgoso de este tipo de ejercicio radica en que las personas suelen aflojar los bíceps en medio de cada repetición, lo cual hace que el riesgo de sufrir una lesión en el codo sea mayor. Si se hace uso de una carga en el bíceps y el mismo no es capaz de controlarla, estarán en riesgo de igual forma músculos que no deberían estar involucrados como los de las caderas y hombros.

Consejos para la prevención de lesiones en las articulaciones

Calentar previamente al ejercicio

El calentamiento físico es crucial antes de realizar alguna actividad física o rutina de ejercicio, ya que si se realiza el calentamiento correctamente podrás evitar que tus articulaciones se desgasten. De igual manera, también estarás contribuyendo a que a que tu sistema articular y ósea de fortalezcan para que así al momento de tener que cargar con un peso el mismo sea distribuido entre ambos y no recaiga todo en las articulaciones. Sin embargo, tampoco precisas de mucho tiempo de calentamiento, ya que con calentar 10 minutos aproximadamente bastarás.

Fortalecer los músculos

Es un factor fundamental en cuanto al cuidado de las articulaciones ya si cuentan con músculos fuertes, tus articulaciones no tendrán la labor de cargar tanto peso y además el músculo podrás controlar las articulaciones.

No ejercites solo una parte del cuerpo

Cuando estés entrenando o realizando alguna rutina de ejercicio, es importante que no te enfoques en trabajar única y exclusivamente una sola parte del cuerpo.

No Dañar tus Articulaciones con ejercicio

Por lo tanto, si haces ejercicio por tu propia cuenta, es recomendable que no dediques mucho tiempo a una zona del cuerpo ya que así los efectos negativos en las articulaciones son más intensos.

 

No te detengas inmediatamente luego de ejercitarte

Así como es de importante calentar antes de empezar a ejercitarte, también lo es el estirarte luego de la realización de toda actividad física. Con esto se hace referencia a que por ejemplo, si estás trotando y tienes cierta velocidad, no puedes disminuir esa velocidad drásticamente a 0, en su lugar la mejor manera para culminar la rutina de ejercicio, en este caso sería disminuir la velocidad de manera lenta hasta que te encuentres caminando de forma lenta para que así no les afecta tanto a tus articulaciones.

Esta Otra Extraordinaria Publicación “Rutinas HIIT: 2 más Efectivas Para Adelgazar Rápido” Te Puede interesar Entra y compruébalo!!!

 

 

Deseo que te haya gustado la publicación de este artículo enfatizando “No Dañar tus Articulaciones: 4 Consejos para Evitarlo mientras te Ejercitas”. Tú puedes compartir tus opiniones y experiencias conmigo en la sección de comentarios.

1 comentario en “No Dañar tus Articulaciones: 4 Consejos para Evitarlo mientras te Ejercitas”

  1. Pingback: 4 Grandiosas Ensaladas Para Luchar Contra el Hambre Sanamente - MegaChicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *